FRUTAS Y VERDURAS DE PRIMAVERA

FRUTAS Y VERDURAS DE PRIMAVERA

A pesar de que actualmente podemos encontrar en el mercado alimentos cultivados en invernadero o en cualquier parte del mundo, los alimentos de temporada son la opción más sana, barata y ecológica. La primavera nos brinda magníficas opciones para diseñar nuestros menús con sabrosas frutas y verduras, ideales por sus nutrientes y por su adecuada aportación calórica. Vamos a conocer cuáles son las mejores frutas y verduras con las que llenar nuestra cesta de la compra, al mejor precio y con múltiples propiedades.

La primavera ha llegado tras un invierno bastante suave. Las horas de luz ya alargan y en breve comenzarán a brotar las flores en plantas y árboles. Los cultivos invernales dejan paso a los más característicos de esta época, llenando los mercados de frutas y verduras con un olor y un sabor especial, el máximo aporte nutritivo y un precio más ajustado debido a la mayor oferta.

Gracias a los avances tecnológicos, las técnicas de cultivo y a la globalización, hoy en día podemos encontrar frutas y verduras de cualquier parte del mundo y en cualquier época del año. Sin embargo deberíamos reflexionar sobre las repercusiones que esto tiene en el gasto de transporte, gasto de energía y de refrigeración hasta llegar al punto de venta, y sobre el uso de herbicidas y pesticidas que pueden alterar el ciclo natural y dañar las características nutritivas y organolépticas del alimento.

Esto se puede cambiar consumiendo frutas y verduras de temporada. Además de consumir los mejores productos del momento, favorecemos los cultivos y la biodiversidad de nuestra zona, se potencia el comercio local y se ahorra en energía y transporte, además de recibir en casa unos productos más frescos y sanos. Las frutas y verduras de temporada son alimentos que nos aportan hidratación inmediata por su alto contenido en agua, mejoran el tránsito intestinal por su contenido en fibra y aportan minerales y vitaminas necesarios para el buen funcionamiento del organismo.

Además las frutas y verduras son la base de la dieta mediterránea y comer cinco piezas al día entre las diferentes comidas hará mucho más saludable nuestra alimentación. Vamos a conocer las propiedades de estos alimentos que durante estos meses se convierten en una gran fuente de salud:

Verduras de primavera

  • Alcachofa: auténtica medicina para el hígado.
  • Berros: una forma diferente de preparar las ensaladas y que mejora la digestión.
  • Brécol: si se prepara al vapor mantiene mejor sus propiedades, altas en vitaminas.
  • Calabaza: sanísima, le da un color diferente al puré y aporta magnesio y hierro.
  • Cebolla: abre las vías respiratorias, cortada por la mitad ayuda a respirar mejor. Muy útil en esta época para la congestión que provoca la alergia.
  • Coliflor: depurativa, diurética y con gran aporte de fibra.
  • Endivia: tiene acción antiinflamatoria y rebaja el colesterol malo y sube el bueno.
  • Escarola: su componente amargo facilita la digestión y es ideal para personas que padecen de hígado y vesícula porque ayuda a hacer la digestión.
  • Espárrago blanco: rico en fibra es perfecto para eliminar sustancias de deshecho y diuréticos.
  • Espinaca: gran fuente de hierro, oxigena los tejidos y ayuda a bajar de peso.
  • Guisante: en sus bolitas acumula grandes cantidades de fibra y vitaminas.
  • Judía verde: ayuda a disminuir el nivel de colesterol en sangre.
  • Lechuga: aporta agua y tiene un efecto saciante.
  • Pimiento verde: buena fuente de vitamina C, es además diurético y depurativo.
  • Remolacha: destacan en ella los folatos, vitaminas del grupo B.
  • Tomate: antioxidante, rico en potasio y vitamina C, además de licopeno, un pigmento vegetal que le aporta el color rojo. Muy versátil a la hora de cocinar: ensaladas, gazpacho, salmorejo, zumos…
  • Zanahoria: rica en vitamina A y betacarotenos como todas las frutas y hortalizas naranjas o amarillentas. Potencia la protección frente al sol y está recomendada para la vista y la piel.

Frutas de primavera

  • Aguacate: rico en ácidos grasos de calidad, aunque sea un poco más calórico.
  • Albaricoque: tentempié bajo en calorías.
  • Cerezas: ricas en potasio.
  • Ciruela: potente en fibra, favorece el tránsito intestinal.
  • Fresa: alto contenido en vitamina C, más que la naranja en proporción.
  • Limón: acción astringente con propiedades antibacterianas y antisépticas. Ayuda a asimilar mejor el hierro que ingerimos con otros alimentos.
  • Manzana: buena para diabéticos, controla el colesterol y es rica en fibra.
  • Melocotón: además de fibra y potasio, se recomienda para personas en tratamiento con hipertensión arterial, mejora el flujo sanguíneo.
  • Pera: como la ciruela, es alta en fibra y proporciona altas dosis de potasio.
  • Piña: ideal para dietas porque sacia el hambre, elimina líquidos y depura tóxicos, como los medicamentos de las alergias de primavera.
  • Plátano: muy rico en potasio, es muy útil para evitar calambres y para aquellas personas que hagan ejercicio regularmente.
  • Sandía y melón: productos típicos del verano pero que ya se empiezan a ver en los supermercados; frutas notablemente hídricas que nos aportan minerales.

En Fisioterapia Padilla queremos ayudarte a tomar hábitos saludables y una buena manera de comenzar es con la alimentación. Consume productos de temporada. Tu organismo y tu bolsillo lo notarán. En Fisioterapia Padilla somos expertos en tratamientos de recuperación física, pero también somos partidarios de la vida sana y la prevención. A través de este blog y nuestras redes sociales encontrarás artículos relacionados con el mundo de la fisioterapia, deporte sano y alimentación equilibrada.

No olvides que #prevenirescurar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *