Tratamiento del suelo pélvico

Tratamiento del suelo pélvico

El objetivo de la fisioterapia del suelo pélvico es prevenir y tratar un suelo pélvico debilitado que puede provocar incontinencia urinaria, prolapsos, disfunciones sexuales o dolor lumbar.

DEFINICIÓN:  El suelo pélvico es un conjunto de músculos y ligamentos que cierran la cavidad abdominal en su parte inferior. Estos músculos rodean y sujetan la uretra, la vagina, el ano y el recto; y son los encargados, junto con los músculos de los esfínteres, de mantener el control sobre estos orificios, evitando las pérdidas de orina o heces

INDICACIONES

Un suelo pélvico debilitado puede provocar incontinencia urinaria, prolapsos, disfunciones sexuales o dolor lumbar. Cuando los músculos del suelo pélvico son débiles, se pueden producir pérdidas, por ejemplo, al toser, estornudar o hacer ejercicio físico.

El objetivo de la fisioterapia del suelo pélvico es prevenir y tratar este tipo de dolencias y está indicada para el tratamiento de estas situaciones.

  • Embarazo: tonifica y flexibiliza el suelo pélvico y lo prepara para el parto.
  • Postparto: trata las cicatrices (episotomía, cesárea), y fortalece la musculatura para evitar pérdidas de orina.
  • Disfunciones sexuales: como el vaginismo o las molestias en las relaciones sexuales.
  • Incontinencia urinaria.
  • Disfunciones ano-rectales.
  • Dolor pélvico.
  • Prolapsos (desplazamiento de órganos)

TRATAMIENTO:

Existen varias técnicas y tratamientos para fortalecer los músculos de esta zona, como por ejemplo, la gimnasia abdominal hipopresiva, electro-estimulación, masoterapia, o los ejercicios de Kegel.

Entre las técnicas de fisioterapia podemos destacar:

  • Biofeedback electromiográfico:un dispositivo electrónica registra la actividad de los músculos del suelo pélvico para comprobar si las contracciones de suelo pélvico se realizan correctamente.
  • Electroestimulación muscular:induce la contracción pasiva de la musculatura perineal y el esfínter uretral al aplicar una corriente eléctrica a través de la pared vaginal o anal
  • Ultrasonidos o termoterapia:aumenta la temperatura en los tejidos profundos lo que aumenta su capacidad de regeneración. Reduce la inflamación y el dolor, y también sirve para tratar cicatrices como la de la episiotomía.
  • Técnica miofascial:indicada para casos en los que haya dolor pélvico. Esta terapia manual se centra en las estructuras miofasciales y neuromusculares, lo que permite reducir e incluso eliminar el dolor.

 

Enlaces

https://es.wikipedia.org/wiki/Perin%C3%A9

https://es.wikipedia.org/wiki/Ejercicios_de_Kegel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *