Vendaje Neuromuscualar

Vendaje Neuromuscualar

El vendaje neuromuscular trata lesiones y dolores musculares, articulares, neurológicos y ligamentosos.

DEFINICIÓN

El método del Vendaje Neuromuscular ha entrado de con fuerza en el mundo de la Rehabilitación y de la Medicina Deportiva. Desarrollado por el doctor Kenzo Kase hace casi 25 años en Japón, el Vendaje Neuromuscular está arrasando en el mundo de los vendajes

El vendaje neuromuscular es una venda elástica terapéutica usada para tratar fundamentalmente lesiones de atletas y otros trastornos físicos.

El producto es una venda fina elástica de algodón, que puede llegar a estirarse  hasta un 130-140% de su longitud original, lo que permite el movimiento del paciente y, además, una tracción en el músculo aplicado que trabaja en su recuperación o mejoría.

Esta propiedad elástica permite una amplitud mayor de movimiento,  comparada con las vendas tradicionales.

Estas vendas están fabricadas con fibras de algodón, lo que permite la transpiración y son 100% libres de látex. Quedan adheridas a la piel gracias a su adhesivo acrílico, que se activa con el propio calor del cuerpo.

Los colores de las vendas se eligen por pura estética, aunque hay profesionales que trabajan también con la cromoterapia y, por este motivo, cambian los colores que usan dependiendo del paciente.

INDICACIONES

  1. Mejora la contracción muscular: el vendaje neuromuscular no impide el movimiento. Son cintas elásticas que se aplican en la zona afectada y permiten la mejora de manera biomecánica. Además, sujetan los músculos y ofrecen estabilidad muscular y articular, y ayudan a la contracción del musculo afectado.
  2. Reduce la inflamación y mejora la circulación: el hecho de que este adhesivo levante la capa de la piel, hace que haya más espacio por debajo, lo que permite que tanto la sangre como el flujo linfático, pasen mejor y ayude en la eliminación de los desechos del organismo.
  3. Alivia el dolor: reduce la presión sobre las terminaciones nerviosas, encargadas de detectar el dolor.

APLICACIÓN

La venda se aplica en el músculo afectado en estiramiento. Se venda desde el inicio del músculo hasta su inserción. Una vez aplicada, se frota la venda para activar el adhesivo.

El vendaje neuromuscular se aplica en tres formas, dependiendo del músculo que se trate:

  • Vendaje “I”:se usa una única tira y está indicado para zonas pequeñas o lineales.
  • Vendaje “Y”:se usa en músculos grandes, como el deltoides.
  • Vendaje “X”:se usa también para músculos grandes y largos, como el bíceps femoral.

CONTRAINDICACIONES

  • Heridas abiertas:las vendas no son estériles, por lo que no se pueden aplicar sobre heridas abiertas.
  • Alergias o hipersensibilidad cutánea:aunque no suele provocar reacciones alérgicas, si se produce, hay que retirarlas inmediatamente.
  • Enfermedades o trastornos de la piel:quemaduras, dermatitis, psoriasis, eccema.
  • Diabetes:los vendajes pueden alterar la absorción de la insulina por parte de los diabéticos.
  • Embarazo:hay que evitar cualquier vendaje que afecte al útero

Enlaces

Definición en Wikipedia