LOS 6 MANDAMIENTOS PARA LA RECUPERACIÓN POSTPARTO

LOS 6 MANDAMIENTOS PARA LA RECUPERACIÓN POSTPARTO

Cuando una mujer da a luz, se inicia el proceso de postparto, que implica la readaptación y recolocación del cuerpo.

Se necesitan unas semanas de descanso para recuperarse del esfuerzo del parto y adaptarse a los cambios producidos por el bebé. En general, el cuerpo necesita entre 9 y 12 meses para volver a su forma y estado natural.

La recuperación postparto es un proceso lento y gradual, así que la mamá deberá estar tranquila y tener paciencia.

¿Qué podemos hacer para ayudar a la recuperación?

  1. RECUPERACIÓN DEL SUELO PÉLVICO: El suelo pélvico es el músculo que sostiene al útero durante el embarazo. En el parto, el suelo pélvico se dilata para permitir el nacimiento. Por ello, es importante fortalecer esa musculatura para devolverle la tonicidad y evitar la incontinencia urinaria.  La recuperación deberá ser gradual y se aconseja la práctica de los ejercicios KEGEL, que se han aprendido durante  la preparación al parto. Son ejercicios que tensan y relajan los músculos del periné, que son los músculos que rodean el ano y la vagina y dan soporte al abdomen. Estos ejercicios refuerzan la zona y previenen la pérdida de orina. Además, en Fisioterapia Padilla disponemos de un servicio especializado dedicado a la recuperación del suelo pélvico
  1. ABDOMEN: En el embarazo, los músculos de la zona abdominal se estiran y después de dar a luz es normal que el abdomen siga dilatado. Esto se debe a que elútero tarda unos 40 días en volver a su tamaño normal. Pensemos que durante el embarazo se multiplica por 6 su tamaño habitual. Transcurridos unos 2 meses después del parto podemos empezar a fortalecer los abdominales. En este sentido, se recomienda la gimnasia abdominal hipopresiva. En una técnica de fisioterapia, que tiene como objetivo tonificar y reforzar los músculos abdorminales y del suelo pélvico. Son ejercicios complicados que requieren la supervisión de un especialista. Te dejamos este video para que puedas verlo: https://www.youtube.com/watch?v=K9aXwFae8-U
  1. ALIMENTACIÓN: Es importante mantener una alimentación equilibrada. Si das el pecho, no podrás realizar una dieta postparto hasta que finalices la etapa. Como recomendaciones más impoComida sanartantes:
  • Hacer 5 comidas al día.
  • No saltarse ninguna comida.
  • Evitar dulces y grasas.
  • Beber mucha agua.
  • Comenzar con un buen desayuno.
  • No obsesionarse con el peso.
  • Tratar de descansar lo máximo posible (mientras el bebé te deje).
  • Y por supuesto, ¡date algún capricho!
  1. EJERCICIO: El ejercicio te ayudará a bajar el peso que has ganado durante el embarazo y además te ayudará a recuperar tu forma física.  Por supuesto, debes esperar a que pasen 40 días para practicar cualquier deporte, aunque mientras puedes hacer los ejercicios Kegel y caminar media hora al día. Una vez finalizada esta etapa, te recomendamos realizar ejercicios como Pilates, Yoga y todos los que puedas realizar dentro del aguaEn muchos centros permiten practicar Yoga con tu bebé. Aquí os dejamos un centro pensado para que mamás y bebés puedan hacer deporte juntos:  http://www.mamifit.es/
  1. ELIMINACIÓN DE LÍQUIDOS Y ADIÓS A LA CELULITIS: Durante y después del embarazo es normal que el cuerpo de la mujer tienda a retener líquidos. Esta retención también puede provocar la aparición de celulitis. Para ello se recomienda tomar mucho líquido, no pasar mucho tiempo de pie y realizar ejercicio que active la circulación. Los masajes drenantes, como el drenaje linfático, el uso de cremas y una dieta rica en antioxidantes pueden ayudar a reducir la piel de naranja.
  1. HINCHAZON Y VARICES: Durante el embarazo el volumen de sangre circulante aumenta para garantizar el buen funcionamiento y el crecimiento de laplacenta. La dilatación de los vasos sanguíneos produce que las piernas se hinchen. Además, el peso del útero comprime las venas que circulan por el abdomen, favoreciendo el desarrollo de varicesDespués del parto, todo comienza a ajustarse y se reduce la hinchazón, mejora el retorno venoso y el tamaño de las venas disminuye. La práctica de ejercicio aeróbico contribuye a mejorar el funcionamiento del sistema cardiovascular. Y las varices, dependiendo del caso, también pueden ser tratadas con láser.

Y ya sabes…#prevenirescurar

 

Tratamiento del suelo pélvico

Tratamiento del suelo pélvico

El objetivo de la fisioterapia del suelo pélvico es prevenir y tratar un suelo pélvico debilitado que puede provocar incontinencia urinaria, prolapsos, disfunciones sexuales o dolor lumbar.

DEFINICIÓN:  El suelo pélvico es un conjunto de músculos y ligamentos que cierran la cavidad abdominal en su parte inferior. Estos músculos rodean y sujetan la uretra, la vagina, el ano y el recto; y son los encargados, junto con los músculos de los esfínteres, de mantener el control sobre estos orificios, evitando las pérdidas de orina o heces

INDICACIONES

Un suelo pélvico debilitado puede provocar incontinencia urinaria, prolapsos, disfunciones sexuales o dolor lumbar. Cuando los músculos del suelo pélvico son débiles, se pueden producir pérdidas, por ejemplo, al toser, estornudar o hacer ejercicio físico.

El objetivo de la fisioterapia del suelo pélvico es prevenir y tratar este tipo de dolencias y está indicada para el tratamiento de estas situaciones.

  • Embarazo: tonifica y flexibiliza el suelo pélvico y lo prepara para el parto.
  • Postparto: trata las cicatrices (episotomía, cesárea), y fortalece la musculatura para evitar pérdidas de orina.
  • Disfunciones sexuales: como el vaginismo o las molestias en las relaciones sexuales.
  • Incontinencia urinaria.
  • Disfunciones ano-rectales.
  • Dolor pélvico.
  • Prolapsos (desplazamiento de órganos)

TRATAMIENTO:

Existen varias técnicas y tratamientos para fortalecer los músculos de esta zona, como por ejemplo, la gimnasia abdominal hipopresiva, electro-estimulación, masoterapia, o los ejercicios de Kegel.

Entre las técnicas de fisioterapia podemos destacar:

  • Biofeedback electromiográfico:un dispositivo electrónica registra la actividad de los músculos del suelo pélvico para comprobar si las contracciones de suelo pélvico se realizan correctamente.
  • Electroestimulación muscular:induce la contracción pasiva de la musculatura perineal y el esfínter uretral al aplicar una corriente eléctrica a través de la pared vaginal o anal
  • Ultrasonidos o termoterapia:aumenta la temperatura en los tejidos profundos lo que aumenta su capacidad de regeneración. Reduce la inflamación y el dolor, y también sirve para tratar cicatrices como la de la episiotomía.
  • Técnica miofascial:indicada para casos en los que haya dolor pélvico. Esta terapia manual se centra en las estructuras miofasciales y neuromusculares, lo que permite reducir e incluso eliminar el dolor.

 

Enlaces

https://es.wikipedia.org/wiki/Perin%C3%A9

https://es.wikipedia.org/wiki/Ejercicios_de_Kegel