Osteopatía

Osteopatía

Conjunto de técnicas estructurales, musculares, craneales, viscerales y cráneo-sacrales orientadas a aliviar el dolor y recuperar el equilibrio corporal.

DEFINICIÓN:

La osteopatía  es una disciplina terapéutica desarrollada  por el estadounidense Andrew Taylor Still en 1874. Se basa en el conocimiento específico de la anatomía y fisiología del cuerpo humano, y que emplea un conjunto de técnicas manuales para aliviar dolencias y problemas de salud.

La osteopatía tiene una visión holística del cuerpo humano, entendiendo a éste como una unidad, y no como un conjunto independiente de órganos y estructuras. Así los tratamientos osteopáticos buscan la recuperación del equilibrio orgánico general, más que el alivio del foco del dolor.

TRATAMIENTO:

El tratamiento osteopático consiste en tratar las disfunciones que se puedan encontrar en la columna vertebral, las articulaciones, el sistema nervioso, el muscular, etc.

Busca recuperar el equilibrio corporal, reactivando sus mecanismos de autocuración con diversas técnicas terapéuticas:

  • manipulaciones articulares
  • técnicas de energía muscular,
  • de movilización,
  • de estiramiento,
  • HVLT,
  • funcionales,
  • etc.

El tratamiento dependerá de una evaluación previa y del tipo de lesión que presente el paciente.

TIPOS

Dependiendo de la parte del cuerpo que trata podemos distinguir tres tipos de tratamiento.

  • Osteopatía estructural: dirigida al sistema músculo esquelético (huesos, músculos y articulaciones) y de la postura, centrándose en la columna vertebral y otras articulaciones y traumatismos.
  • Osteopatía craneal: Se centra en los problemas craneales y su relación con el sistema nervisio central. Las disfunciones pueden originar vértigos o migrañas. Las técnicas manuales que se emplean facilitan el correcto funcionamiento del cráneo.
  • Osteopatía visceral: Enfocada hacia la curación de órganos vitales y vísceras, mejorando su función mediante técnicas manuales que consiguen un mejor riego sanguíneo.

INDICACIONES:

  • Osteo-articulares y músculo-esqueléticas:artrosis, dolor en las articulaciones, contracturas, tendinitis, pérdida de sensibilidad, dolores musculares, dolor craneomandibular etc.
  • Problemas digestivos:estreñimiento, úlceras, colon irritable, gases, hernia de hiato, gastritis, etc.
  • Genito-Urinarias: incontinencia, cistitis, transtornos menopáusicos (amenorrea o disminorrea), etc.
  • Sistema respiratorio: tos, asma, bronquitis, etc.
  • Neuronales: dolores de cabeza,migrañas, vértigos.
  • Pediatría: problemas de regurgitación en lactantes, problemas de hiperactividad.
  • Postquirúrgicos.
  • Obstetricia: dolores en el embarazo.
  • Lesiones deportivas: esguinces, luxaciones, desgarros musculares.
  • Otros: trastorno del sueño, cansancio, ansiedad, estrés.

BENEFICIOS

  1. La osteopatía analiza el origen de la dolencia para eliminarla. Fomentando así la capacidad de autocuracióndel organismo.
  2. La osteopatía no pretende ser la solución a todos los males, un osteópata profesional conoce sus limitaciones y las lesiones que es capaz de tratar, evita intrusismos y no se extralimita en el ejercicio de su profesión.

Enlaces

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *