Deportes en verano y “venirse arriba”: ¿relacionados?

Deportes en verano y “venirse arriba”: ¿relacionados?

deportes en verano moto de agua
deportes en verano moto de agua

No sé si será el mar, el calorcito o que por fin estamos de vacaciones, pero es que cuando pisamos la playa y logramos colocar la sombrilla en primera línea de mar, la energía se multiplica sintiéndonos capaces de todo.

Y no importan cosas como la edad, si llevamos todo el año sin pisar el gimnasio o incluso si hemos ganado unos kilitos de más, el caso es que nos apartamos los michelines a un lado y nos subimos a esa moto acuática convirtiéndonos en el mismísimo Mitch Bucanan.

Pues bien, todo esto tiene un nombre y es lo que se conoce coloquialmente como VENIRSE ARRIBA. Algo que desde Fisioterapia Padilla apoyamos al 100%, pero que aconsejamos se haga con precaución.

Cada deporte tiene un entrenamiento específico. Pero cuando llega el buen tiempo y nos lanzamos a ellos sin ninguna precaución, podemos sufrir lesiones como agujetas, roturas fibrilares, esguinces u otras lesiones más importantes.

Para no acabar tu verano en la tumbona de la playa viendo como el resto de tu familia o amigos se divierte y tú no puedes ni moverte, te recomendamos que sigas estos sencillos consejos:

  1. Practicar deporte regularmente.
  2. Subir la intensidad de forma progresiva.
  3. Calentar antes de empezar.
  4. Estirar una vez finalizado el ejercicio para eliminar sustancias de desecho
  5. Llevar el equipamiento adecuado.
  6. Elegir las horas correctas y evitar las horas centrales del día.
  7. Hidratarse antes, durante y después del ejercicio.
  8. Descansar correctamente y evitar esfuerzos.
  9. Llevar una alimentación adaptada al consumo que realiza nuestro cuerpo.
  10. Y por supuesto, una protección solar

Si a pesar de seguir estos consejos, acabas lesionándote deberás dejar de hacer ejercicio porque continuar lo único que puede hacer es empeorar la lesión.

El tratamiento inicial para la mayoría de las lesiones deportivas es reposo, hielo, compresión y elevación. Por lo que deberemos colocar la parte lesionada elevada, por encima del cuerpo, y colocar una bolsa o un paño frío con hielo (nunca aplicarlo directamente sobre la piel). Dejarlo actuar unos 5-10 min, nunca más de 10 minutos, y descansar. Repetir 3 veces al día durante las primeras 24h y si con esto no mejora, se deberá acudir al fisioterapeuta para una evaluación correcta de la lesión.

Esperamos que disfrutes mucho estas vacaciones y que puedas practicar todos los deportes que se te antojen.

Sólo recuerda: “Prevenir es curar”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *